El Club

El Círculo del Liceo es el club más antiguo de España que mantiene su sede original. En sus más de ciento sesenta años de historia ha vivido grandes cambios y transformaciones,  representando a una gran parte de la sociedad civil barcelonesa y catalana e incorporándose a la modernidad.

Debido a su proximidad con el Gran Teatre del Liceu – edificios adyacentes – y a sus orígenes comunes, entre sus socios se cuenta la mayoría de abonados que fueron propietarios del coliseo barcelonés hasta 1995, por lo que concurren habitualmente a las óperas y conciertos del espacio lírico barcelonés.

Inaugurado en noviembre de 1847, poco más de medio año después de la inauguración del Gran Teatre del Liceu, ofrece a sus socios un ambiente elegante compuesto por numerosos y cuidados salones, ejemplos destacados del Modernismo, miradores, sala de conferencias y audiciones, restaurante, biblioteca y otros servicios.

La exuberante decoración modernista que abunda en la mayoría de sus estancias está conformada por una importante colección de obras artísticas, especialmente pintura y escultura, que no tienen parangón alguno en la ciudad por su importancia y excelente estado de conservación. En 2010 se ha incorporado, por ejemplo, un conjunto de grabados de Antoni Tàpies dedicados a Richard Wagner para redecorar la antigua sala de cartas del segundo piso.